Tratamiento Anti-Estrías

Las estrías son uno de los grandes caballos de batalla de la estética. Para tratarlas con éxito tienes que aprovechar cuando todavía son rojas o violáceas y pican. 

Cuando se vuelven blancas o nacaradas, ya son una cicatriz y es más difícil eliminarlas. De hecho, en general, mejoran en un 75%, pero no se eliminan al 100%. En Menssana contamos con algunos de los más nuevos y efectivos tratamientos para acabar con ellas.

EL PROBLEMA

Las estrías son roturas de la piel que aparecen cuando hay una distensión cutánea intensa y prolongada. Las mujeres somos más propensas que los hombres a desarrollarlas -dos veces y medio más-, por cuestiones hormonales. Por eso salen, sobre todo, en la adolescencia y el embarazo, en abdomen, cadera, nalgas y pecho. Otro factor desencadenante es el sobrepeso, cuando la ganancia de peso ha sido mucha y rápida. También pueden salir por realizar ejercicio intenso, el uso de pesas y el consumo de anabolizantes: “Estas prácticas favorecen el crecimiento rápido de la masa muscular y provocan la distensión y rotura de la piel”, asegura la experta. Y por el consumo prolongado de corticoides, que degeneran las fibras de colágeno y elastina -fundamentales para la turgencia y elasticidad cutáneas-.

¿Por qué aparecen las estrías?

Muchas son las causas de la aparición de las estrías. Llegan sin previo aviso y sin provocar dolor, aunque en contadas ocasiones conllevan picores o escozor. Entre las principales causas se encuentran los cambios de peso bruscos. Las dietas yo-yo son su mejor aliado. Ganar y perder peso con rapidez favorece la aparición de estrías. El aumento o la pérdida de peso rápidos pueden desembocar en la aparición de las llamadas estrías de distensión.

Este tipo de estrías afecta también a las mujeres embarazadas. Sin embargo, son las estrías de gravidez las más comunes durante la gestación. Los cambios hormonales y el aumento de las dimensiones corporales durante el embarazo pueden ser el desencadenante de la aparición de estrías. Por ello, es necesaria una hidratación continua de la piel durante el embarazo, especialmente a partir del segundo trimestre dado que el volumen corporal de la mujer aumenta con rapidez.

La aparición de estrías es frecuente durante el embarazo

Los cambios hormonales registrados durante la pubertad también son la fuente de la aparición de estrías. En este caso, los glúteos suelen ser la zona más afectada. Por otra parte, el estrés y las situaciones de tensión emocional pueden repercutir en la aparición de estas marcas sobre la piel. Los tratamientos con corticoides, la diabetes y enfermedades como el síndrome de Cushing suelen estar detrás de la aparición de las estrías.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tampoco los deportistas están exentos de presentar estar marcas en la piel. Se trata de las estrías atróficas. Estiramientos excesivos, rotura de fibras, aumento de la masa muscular y movimientos forzados están detrás de su aparición. Con el entrenamiento continuado se gana masa muscular y al cesar la práctica deportiva de forma brusca aparecen las estrías. En el caso de los hombres, las zonas más afectadas son los muslos y la cara interna de los brazos.

Cómo evitar las estrías

Detener la aparición de estas cicatrices sobre la piel no siempre es posible. Sin embargo, son muchas las rutinas diarias que podemos llevar a cabo para frenar su aparición. Mantener la piel hidratada, por dentro y por fuera, resulta sencillo. Bastará con ingerir un mínimo de dos litros de agua al día y con utilizar cremas hidratantes que favorezcan la elasticidad de la piel. Los masajes para estimular la circulación cutánea también te serán de gran ayuda.

Apuesta por un aumento del consumo de frutas y verduras. Los alimentos ricos en vitaminas A, C y D te ayudarán a evitar la aparición de estas marcas. Huye de las bebidas con cafeína y las bebidas alcohólicas. El deporte puede ser de gran ayuda, pero siempre que elijas ejercicios suaves y evitando los excesos.

Eliminar las estrías: tratamientos estéticos

Hacerlas desaparecer no es tarea sencilla. Sin embargo, existen múltiples tratamientos estéticos avanzados que pueden ser la solución. El láser es uno de los más efectivos. Este tipo de tratamiento iguala el tono de la piel sana con el color de la zona en la que se encuentra la estría. Su combinación con tratamientos de colágeno puede dar resultados muy positivos. La microdermoabrasióntambién resulta muy efectiva. Con esta práctica, se exfolia la piel a niveles profundos y se mejora la apariencia de la piel afectada.

Se trata de opciones caras y que requieren más de una sesión para que los resultados sean efectivos. Además, son tratamientos invasivos. Por lo que el estudio de cada caso particular resulta esencial antes de someterse a este tipo de tratamiento estético.

PARKING GRATIS 1 HORA
Las dietas yo-yo favorecen el desarrollo de estrías

También resultan efectivos otros hidratantes de la piel y cicatrizantes como la rosa mosqueta o la cola de caballo. En el caso de esta planta medicinal es el silicio presente en su composición el que ayuda a reducir la visibilidad de las estrías.

Algunas opciones algo más complejas pero no menos efectivas son la manteca de cacao, la pasta hecha a base de zanahoria al vapor e incluso el jugo de las patatas crudas. Todos estos remedios deben aplicarse sobre la zona afectada, dejar que actúen sobre la piel y retirarlos.

No olvides que la constancia es imprescindible a la hora de conseguir buenos resultados. No bastará con aplicar estos tratamientos sobre tu piel una vez. Se trata de remedios que requieren continuidad y tesón. Se paciente y te sorprenderán los resultados.