Cavitación

La cavitación con ultrasonidos es para la fusión de grasas atrapadas bajo la dermis y epidermis, y es una da las formas más eficaces de mejorar la eliminación de grasa localizada (aquella qué el cuerpo por sí solo no puede eliminar) o la celulitis, aumentando la condición general en las áreas del cuerpo como los brazos, glúteos y muslos, incluso la línea del sujetador.

La duración de una sesión de tratamiento normalmente dura alrededor de 30-60 minutos cada uno dependiendo del tamaño del área y el grosor de la capa de grasa. Los resultados se pueden notar a veces después del primer tratamiento con más mejora observada dentro de algunos días. Se recomiendan 5 a 10 sesiones a intervalos de 2 a 3 días para lograr un resultado ideal, pero pueden necesitarse tratamientos adicionales para alcanzar la cifra deseada y después un programa de mantenimiento. Aquí hay una muestra de antes y después real.

 

La cavitación se puede combinar con otros tratamientos en la misma sesión mejorando y optimizando los resultados junto con la presoterapia, masaje drenante etc. Los tratamientos mas elaborados introducen además otras técnicas en la misma sesión tales cómo maderoterapia, punción cutánea, o tratamiento avanzados con ácidos específicos y cremas disolventes de grasa. Pide a tu esteticista de Centros Menssana un análisis completo y personal para remodelar tu silueta para este verano y para siempre.

 

¡Únete gratis a la Comunidad Menssana para poder disfrutar de todas las ofertas especiales disponibles y mucho más y además recibe un obsequio!

Quiero saber más…

Ya soy usuario

Regístrate con un sencillo formulario, sin coste, y podrás acceder inmediatamente a este espacio que te encaminará hacia mantenerte joven, radiante y feliz.

Nuestras técnicas de cavitación están desarrolladas en colaboración con el Dr. Andre Berger de la Rejuvalife Vitality Institute, en Beverly Hills, California. Observa el vídeo para conocer la filosofía y algunos de los tratamientos.